Resumen

La mujer que buceó dentro del corazón del mundo (2010), una ficción autobiográfica narrada por una mujer con síndrome Asperger, construye el autismo como un ethos capaz de interceptar, debilitar y deconstruir la violencia extractivista y patriarcal que consume el planeta. Este artículo explora una idiosincrasia narrativa que aquí denomino hibris literaria: un exceso de confianza en los poderes del medio literario para representar con solvencia la alteridad del personaje. Este exceso implica una yuxtaposición éticamente problemática entre el proceso de figuración ficcional inherente a cualquier novela y la imposibilidad de tal ejercicio de figuración atribuido a la cognición de las personas con Asperger.

The text of this article is only available as a PDF.
You do not currently have access to this content.